martes, noviembre 14, 2006

Venganza Ancestral

En un lugar apartado, cerca de Toledo, hay una ciudad dónde ocurrió una de las historias de terror jamás contada.
La historia de la violenta muerte de un niño llamado Federico, cerca del siglo XIX. Federico era el séptimo hijo de la familia. Todos sabían que este niño tenía poderes ocultos, y que si lo descubría o los revelaba, el pueblo caería en desgracia.
Era callado y tímido, y todos los niños lo miraban como si fuera un monstruo. Por eso el más anciano del pueblo reunió a una secta satánica, para que mataran al chico y el pueblo no corriera peligro.
Estos persuadieron al chico para que les siguiera hasta un cobertizo apartado, y allí realizaron un ritual macabro relacionado con Satán. Ataron al chico de pies y manos, totalmente desnudo. A continuación le echaron aceite hirviendo por todo el cuerpo para quemar las impurezas, le sacaron los ojos a pesar de que este seguía con vida, y lo descuartizaron para luego meter los trozos en un barril y después echarlo al río.
Cuando al día siguiente fueron a visitar al anciano a su casa, nadie le contestó, así que decidieron entrar por su cuenta. Pero lo que encontraron allí les heló la sangre de las venas.
El anciano yacía muerto en el suelo, sin ojos y sin una mano, la cual habia sido usada en forma de brocha para escribir este macabro mensaje:
"Sangre inocente ha sido derramada, los hijos de Satán morirán."
Se dice que no se les volvió a ver, y de vez en cuando se ve la cara de un niño en la ventana del cobertizo, diciendo:
"He vengado, he vengado, los hijos de Satán han pagadooo..."

1 Comments:

Blogger emiliorestrepo said...

Cordial saludo. Me gustó la página. Yo tambien soy gomoso de las Leyendas urbanas. Te comparto:

http://emiliorestrepo.blogspot.com/2005/05/leyendas-urbanas-de-la-tradicin-oral.html

http://www.emiliorestrepo.blogspot.com/

12:04 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home