viernes, noviembre 10, 2006



11 El número de la Tercera Guerra Mundial



¿Suena todo esto un poco a coincidencia?... Aquí va:

La fecha del ataque: 9/11 (9 + 1 + 1 = 11)

De septiembre el 11 es el 254vo día del año: 2 + 5 + 4 = 11

Después del 11 de Septiembre hay 111 días hasta el final del año.



119 es el código de área de Iraq/Iran: 1 + 1 + 9 = 11

Torres gemelas - al mirarlas parado de lado a lado, parecían el número 11

El primer avión en golpear las torres era el vuelo 11

El Estado de Nueva York, es el Estado 11 de USA

Suma las letras de New York City - 11 Letras

Afghanistán - 11 Letras

El Pentágono - 11 Letras

Ramzi Yousef - 11 Letras (el capullo que puso las bombas en el WTC en 1993).

Vuelo 11 - 92 a bordo (9 + 2 = 11)

Vuelo 77 - 65 a bordo (6 + 5 = 11)





Cuidado con lo que deseas



Últimamente a Mara todo le salía muy mal

No tenía ningún éxito con los estudios, sus padres acababan de divorciarse y sus amigos le habían dado de lado. Así que un día decidió suicidarse. Escribió una carta de despedida y cogió una soga para atársela al cuello. Empezó a temblar y le dio tanto miedo que al final decidió no hacerlo.

Ese mismo día había tenido una discusión con su mejor amiga, y pensó: 'Ojalá fuera ella la que estuviera aquí en mi lugar, intentando quitarse la vida, y ojalá lo consiguiese'.

Al día siguiente, cuando Mara entró en clase, se encontró a su amiga Noemí que, hecha un mar de lágrimas, le preguntó: '¿No te has enterado? Sandra se ha ahorcado, ha dejado esto para ti'. Era una carta. Ponía lo mismo que su carta de despedida, era idéntica, salvo en una cosa, al final decía:

Gracias por tus pensamientos. Estuve a punto de tirar la toalla, como tú, pero tus palabras me dieron ánimo para hacerlo. Sé que llevarás la culpa toda tu vida de mi muerte y te dolerá hasta el aliento por haberme matado. Tus deseos se han cumplido. Deseaste que ojalá lo consiguiera y así lo he hecho. Hasta pronto, amiga mía.



Pocos días después, Mara corrió la misma suerte, arrastrada por los pensamientos de su amiga Sandra.



Un consejo: aprende a pensar por ti mismo...



Otra versión:


Era de noche. Julio entró en casa después de un día duro de colegio: sus compañeros de clase volvieron a burlarse de él porque era un poco empollón. Julio subió a su habitación, se tumbó en la cama y miró al techo.

Su hermano era mayor que él y, como era costumbre, no estaba todavía en casa. Tras un rato tumbado, Julio se puso a hacer los deberes. Unos ruidos en la parte de abajo le distrajeron. Pensó en ir a ver qué pasaba, pero cuando escuchó que sus compañeros le estaban llamando, seguramente para humillarle de nuevo, decidió no bajar.

Julio deseó que sus compañeros cayeran muertos o intoxicados esa noche, por tanto sufrimiento que le causaban, pero dejó de pensar en eso y, después de merendar, salió de casa a dar una vuelta.

Cuando regresó, algo o alguien dejó una pintada ENORME de color rojo en su cuarto:

LO QUE DESEES HECHO ESTARÁ

Julio se quedó impactado, pero reaccionó y lo borró todo. Pero esa noche no iba a ser el único que no pegaría ojo...

Al día siguiente sus compañeros habían fallecido. Y él... él era mi amigo, hasta que se suicidó, porque la persona que había puesto la pintada en su habitación le perseguía y le decía que él había sido el culpable de la muerte de esos tres chicos indefensos.

Ya sabéis: no deseéis cosas que luego se puedan cumplir.

1 Comments:

Blogger julieta said...

Me pareció muy interesante toda la investigación que has hecho me fue de gran ayuda para mis trabajos de la Universidad ... Gracias

11:39 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home